¿Qué es?
El pan rallado es una mezcla de harina, agua, sal y levadura que se fermenta, hornea y luego se muele.

¿Para qué sirve?
Se usa solo o junto con el rebozador para rebozar una variedad de alimentos resultando en una capa crocante que protege a la materia prima utilizada (ej. carne, pollo) y permite que mantenga una mayor humedad.
También se utiliza en rellenos (ej. rellenos de tarta o de pastas) para ayudar a absorber la humedad del mismo.

¿Cuál es la diferencia entre el pan rallado y el rebozador?
La mayor diferencia entre el pan rallado y el rebozador es que el primero tiene levadura y sal en su composición mientras que el segundo no. Esto hace que el pan se eleve ligeramente durante la cocción, generando un producto final menos duro que el del rebozador.
Para aprovechar los beneficios de ambos productos se recomienda utilizar nuestra mezcla especialmente diseñada con la proporción justa en sus dos formatos: BAS mix y BAS color que ya vienen previamente mezclados por lo que son una solución práctica para su negocio.